INDEPENDIENTES DEL PERÙ

Publicado el 30 de Mayo, 2008, 21:32

Discurso de Apertura de la Cumbre Social de los Pueblos

 
 
Rosa Guillén
Lima, 13 de mayo 2008.
 
 
Estimadas compañeras y compañeros:
 
Doy la bienvenida a mujeres y hombres, del campo y la ciudad, del Perú, América Latina, El Caribe y Europa, reunidos aquí con la esperanza de poder forjar y construir otro mundo posible.
 
El Consenso de Washington que prometía crecimiento y desarrollo ha mostrado ya, después de tres décadas, que ha fracasado.  Las políticas de reconcentración del capital, de incremento a las inversiones, de privatizaciones de los servicios públicos y de industrias estratégicas, de contra reforma agraria, de reconcentración de tierras, de crecimiento desmedido de los agronegocios, de sobreexplotación de la fuerza de trabajo, de depredación del medio ambiente, sólo han traído ampliación y profundización de la explotación, la desigualdad, la exclusión y la pobreza en los países del Sur global, así como el surgimiento de bolsones de pobreza en los países del Norte.
 
El capital en su búsqueda desmedida de ganancia se apropia de todas las formas de trabajo de las personas, particularmente de las mujeres.  El neoliberalismo invisibiliza aún más, la economía del cuidado, que subvenciona a las economías familiares y abaratan los costos de atención, de salud, de educación, de alimentación.  Busca controlar nuestro tiempo, nuestros recursos, nuestras vidas y nuestro propio cuerpo; en resumen, busca mercantilizar todas las relaciones sociales.  El neoliberalismo refuerza y amplía los conservadurismos religiosos, el racismo, la división de clases y estratos sociales, la xenofobia, la misoginia, la homofobia.
 
Se aprovecha de las iniciativas productivas de las mujeres y hombres del campo y la ciudad; sobreexplota la fuerza de trabajo terciarizando la producción y servicios en las minas, las fábricas y los campos de agroexportación, recalienta el planeta.  Se apropia de los medios de vida de las poblaciones, expulsándolos de sus propios territorios y obligándolos a la migración del campo a la ciudad y del Sur al Norte.  Los gobiernos del Norte levantan muros para impedir su ingreso, usan políticas selectivas de migración que significan salida de talentos y recursos humanos calificados y para la gran mayoría, soportar mayores discriminaciones, sobreexplotación, sin gozar de sus derechos humanos; además, en el caso de mujeres, jóvenes y niñas y niños significa mayor exposición al tráfico y trata de personas.
 
Los movimientos sociales con nuestras experiencias en el largo proceso de resistencia al neoliberalismo, a los tratados de libre comercio, a las privatizaciones, a las intervenciones y las guerras, a las violencias y discriminaciones sociales hemos acumulado propuestas y alternativas para la construcción de una sociedad nueva generadora de igualdad, construida sobre la base de la libertad, justicia, autonomía, solidaridad y paz, donde la economía esté al servicio de las personas y no del capital, donde la integración respete las asimetrías, promueva intercambios justos, promueva la interculturalidad.
 
Enlazando Alternativas III y la Cumbre Social de los Pueblos estamos aquí para mostrarle a la sociedad en su conjunto y a los gobiernos reunidos en la Cumbre oficial, que tenemos alternativas reales y posibles para enfrentar el neoliberalismo: planteamos una integración generadora de igualdad y relaciones democráticas y respetuosas de nuestras decisiones para construir un desarrollo sostenible en un mundo sin violencia ni intervenciones, una mayor participación entre los pueblos y los movimientos sociales; defendemos la soberanía alimentaria de los pueblos, la producción campesina, los pequeños y medianos emprendimientos, a los productoras y productores; apostamos por una democracia laica y por derechos humanos como realidad social y política, por reformular los modelos culturales y estéticos discriminatorios.
 
Agradecemos el trabajo de las y los integrantes de las Comisiones de Programa y Organización, de Arte y Cultura, de Logística, de Comunicación y Prensa, de Facilitación y de Tribunal.  En especial a Clara Ruiz, Ruth Villanueva, Luis Valer, Ana Tallada, Juan Chang, Gladys Galarreta, Elvis Mori, Hernando Burgos, Nila Taboada, Osver Polo, Lieven Pipe, Carlos Bedoya,  Antolín Huáscar, Manuel Castillo, Melchor Lima, Enrique Juscamaita, Irma Pflucker, Alfonso Cotera, Raphael Hoetmer, Sebastián Tello.  A las compañeras y los compañeros de la Comisión Internacional: Carlos Aguilar, Cecilia Olivet, Brid Breman, Mario Valencia, Pedro Ramiro.  A las comisiones organizadoras de los encuentros regionales y a la Coordinadora Político Social.  Asimismo, a los cientos de voluntarias y voluntarios, principalmente jóvenes, quienes con su entusiasmo y creatividad están haciendo posible este evento.
 
Queremos también hacer un agradecimiento especial a las autoridades de la Universidad Nacional de Ingeniería por facilitarnos sus instalaciones.
 
Junto con las y los compañeras de la mesa, declaramos la apertura de la Cumbre Social de los Pueblos.
-