INDEPENDIENTES DEL PERÙ

Publicado el 15 de Mayo, 2008, 12:34

 
 

 
     
 


FELIZ DÍA DE LA MADRE 2008
 

 
     
 

"MANOJOS de años y alfalfares sin verde
destiñen tu cabello de negro intenso
y los bastones no alcanzan a elevarse a tu propia altura

zheta luz
junto al achiote se quebró tu voz de torcacita a medio vuelo

recordando
azules humos fogones tibios frazadas limpias
el fértil campo y sus sembríos inmensamente tuyos
los ausentes hijos que acaparaban silencios y ternura

cuanta soledad albergan tus alpargatas chocolate
y esas manos fieras que sabían de flores y pasto fresco

cuánta amargura por la fácil risa las sobremesas
junto al fogón
que hoy entristece hasta endurecer el alma

la casa es amplia para tu andar cansado
y muy grande la mesa con sus bancas vacías
envejecen tus ollas como tu vestido floreado

yo
encanezco en otros pueblos
solitario distante y sombrío a las arrugas de tu frente
como esperada lluvia que no llega nunca"

Fransiles Gallardo (Mayo 1995) Poeta Peruano.

Hermoso poema que nuestro suscriptor el poeta Fransiles Gallardo nos hace llegar en este Día de la Madre 2008. Un día realmente trascendental para todo el mundo. Este poema de Fransiles nos hace reflexionar que somos seres humanos, que no estamos solos, que siempre contamos con una mano amiga y un corazón valiente. Quizás la madre, es la única persona del mundo que nos es incondicional. Si nos equivocamos, nos perdona. Si no podemos con la adversidad, nos consuela y encuentra una puerta de salida. Si estamos felices, celebra con nosotros. Si estamos tristes, nos roba una sonrisa. En verdad, es un ser extraordinario. Una madre da todo sin recibir nada, sigue teniendo confianza en sus hijos cuando todos los demás la han perdido, invierte todo en un proyecto sin medir la cuantía, ni rentabilidad de su inversión. Ama sin interés.

Con toda seguridad que el mundo de hoy se ha fijado en su grandeza, cuando ya tenemos la certeza del liderazgo de la mujer en el mundo de los negocios. Hoy más que nunca, la empresa necesita de ella; de su temple, de su responsabilidad y de su ética. Así, deposita en sus manos la responsabilidad de emprender y gestionar su actividad, siendo que muchas organizaciones están conformadas y lideradas por mujeres, madres y potenciales madres que no solo dan de su trabajo, sino también de su sabiduría, de su optimismo y de su fe, para crear valor.

Pero, ¿cómo fue instaurado el día de la madre?, ¿quién tuvo la brillante idea de celebrar un día especial para recordarla?, ¿dónde se produjo tan relevante hecho?.

Un poco de historia
Anna Jarvis a los 41 años era muy apegada a su madre cuando ella murió en 1905 en Grafton, West Virginia. Junto con su hermana ciega, Elisinore, sintió
una gran pena con su pérdida. Entonces Anna se dio cuenta de que los niños usualmente no demostraban el aprecio a sus madres mientras aún vivían y decidió hacer algo. Tenía la esperanza de que un Día de la Madre estimulara el respeto por los padres y fortaleciera los lazos familiares. Dos años después, en 1907, y con la ayuda de sus amistades, Anna comenzó una campaña por correo para tener el apoyo de ministros influyentes, hombres de negocios y congresistas para declarar oficialmente como festivo el Día de la Madre.

Como resultado de sus esfuerzos el primer Día de la Madre fue reconocido en una ceremonia religiosa el 10 de mayo de 1908 honrando a Mrs. Reese Jarvis, en Grafton, West Virginia, y en Filadelfia, Pennsylvania. Las flores favoritas de la señora Jarvis eran los claveles, que se utilizaron para adornar la ceremonia. Desde entonces los claveles rojos se convirtieron en el símbolo de las madres con vida, y los claveles blancos en el símbolo de las madres que ya partieron.

La primera proclamación del Día de la Madre la hizo el gobernador de West Virginia en 1910. Oklahoma también celebró a la madre ese año. Hacia 1911 este día especial se celebraba en cada estado y en lugares como México, Canadá, China, Japón, Sudamérica y África. En diciembre de 1912 se creó la Asociación del Día Internacional de la Madre con el propósito de promover el reconocimiento internacional del Día de la Madre.

Según los historiadores, el antecedente remoto a esta celebración se dio en la antigua Grecia y Roma, hacia el 250 antes de Cristo, con festivales dedicados a las respectivas madres de los Dioses de cada mitología, Rhea en Grecia y Cybele en Roma. En Inglaterra estas celebraciones habrían sido adaptadas para venerar a la Madre de Cristo, la Virgen María, dándole forma a una celebración que es más parecida a la moderna. La gente asistía a la Iglesia de su párroco con ofrendas y hacia el siglo 16 algunos asistentes sociales comenzaron a dar obsequios a las madres en lo que llamaron el "Mothering Sunday".

Sin embargo, la festividad impulsada por Ana Jarvis comenzó a mercantilizarse, de manera tal que se desvirtuaba el origen de la celebración. Por ejemplo, se cambiaron los claveles por las rosas rojas, se imprimieron miles y miles de personajes de caracterización a una madre. Lo que inicialmente debía ser una celebración familiar individual y de reflexión, se convirtió en celebración comercial y colectiva. Esto motivó a que Ana presentara una demanda en 1923, para que se eliminara la fecha del calendario de festividades oficiales. Su reclamo alcanzó tal envergadura, que hasta fue arrestada por disturbios durante una reunión de madres de soldados en lucha, que vendían claveles blancos, el símbolo que Jarvis había impulsado para identificar la fecha.

Ana luchó con insistencia contra la idea que ella misma había impulsado, perdiendo todo el apoyo de aquellos que alguna vez la acompañaron. Paradójicamente, en un reportaje que le hicieron antes de su muerte, Ana mencionó su arrepentimiento por haber impulsado el Día de la Madre.

Una reflexión final

Esta antigua celebración, como dijimos líneas arriba, se remonta a Grecia, lugar donde se rendía culto a la Diosa Reha, considerada en el mundo mitológico, como la madre de los dioses. Sin embargo, ya fuera del ámbito mitológico, existe dentro de cada hogar, la Mamá trabajadora, Mamá ama de casa, Mamá esposa, Mamá embarazada -mamá de carne y hueso al fin y al cabo- y, aunque parezca muchas veces multi-madre, madre sólo hay una, y porque este domingo es su día, vaya desde este foro un saludo muy especial y un estrechado abrazo para todas: para la madre ejecutiva, la madre campesina, la madre empresaria, la madre obrera, la madre rica, la madre pobre, la madre blanca, la madre negra, la madre serrana, la madre costeña, la madre de la selva, la madre que amamanta a su hijo en el furtivo calor del Africa o aquella que lo está haciendo a muchos grados bajo cero, para la madre triste, para la madre abandonada y para la madre felizmente acompañada...

Para todas ellas, cuyas manos que ayer movieron las cunas, son las manos que ahora mueven el mundo.

Dra. Janett Mostacero Llerena
Ms. Carlos Vargas Cárdenas
Mayo 2008
 

 
 
 
 

Editores Responsables:

Dra. Janett Mostacero Llerena; Doctora en Economía (Universidad Nacional de Trujillo,  Perú), Especialista en Negociación (Johaness Kepler University, Austria), Master en Administración de Negocios (UNT, Perú), Master en Administración Educativa (New Mexico University,  EEUU), Contadora Pública (UNT, Perú) y Administradora de Empresas (UNT, Perú).

Ms. Carlos Vargas Cárdenas; Doctorando en Economía y Desarrollo Industrial (UNT, Perú), Master en Economía-Gestión Empresarial (UNT, Perú), Postgrado en Finanzas (ESAN, Perú), Especialista en Proyectos de Inversión (ONUDI), Ingeniero Civil (UNPRG, Perú).

 
 


-