INDEPENDIENTES DEL PERÙ

Publicado el 11 de Abril, 2008, 11:52

Diez recomendaciones del FMI para la crisis

10-04-2008 - 1. La Reserva Federal estadounidense debería proceder con nuevos y profundos recortes de tipos, dados los actuales riesgos para el crecimiento, la incertidumbre sobre el alcance y la duración de las turbulencias financieras y el deterioro del mercado laboral.

2. En la zona euro, el BCE ya tiene margen para bajar los tipos. La tasa de inflación bajará desde el 3,5% actual a por debajo del 2% en 2009, lo que unido a un contexto cada vez más negativo para la actividad económica, debería permitir al BCE cierta relajación de su política monetaria.

3. Los bancos centrales de las economías avanzadas deberían tener más en cuenta la evolución de los precios de la vivienda a la hora de tomar decisiones sobre política monetaria.

4. La utlización de políticas fiscales expansivas, que incrementen en el gasto público, por ejemplo, o reduzcan la carga impositiva. Éstas pueden jugar un papel estabilizador bastante útil en las economías industrializadas, aunque no deberían poner en peligro los objetivos de estabilidad financiera a medio plazo.

5. En algunos países especialmente afectados por la crisis y en los que los mecanismos de transmisión de la política monetaria no funcionan todavía con normalidad, sería aconsejable efectuar un plan de estímulo fiscal adicional. Éste debería realizarse en el momento oportuno, centrarse en unos objetivos concretos y ser fácilmente desmantelable cuando no sea necesario.

6. En la eurozona, los llamados “estabilizadores automáticos” -que incluyen mecanismos del Estado de bienestar como la compensación por desempleo- deben jugar un papel crucial, sin poner en peligro los pactos de estabilidad financiera a medio plazo.

7. Afrontar las tensiones del mercado financiero, tratando de reconstruir la confianza de las entidades financieras en los potenciales deudores, sanear sus balances y moderar las tensiones de liquidez. Si hace falta, deberían utilizarse fondos públicos para apuntalar el mercado de la vivienda estadounidense.

8. Preparar planes de contingencia multilaterales para llevar a cabo un estímulo fiscal coordinado entre distintos países, que podría ser mucho más efectivo que distintos planes aplicados de forma aislada en cada país.

9. Seguir implementando la estrategia respaldada por el FMI para reducir los desequilibrios financieros y económicos mundiales.

10. Reducir las barreras al comercio internacional, un factor clave para el crecimiento de la economía global y para la reducción de los niveles de pobreza.

Miquel Roig
Expansion

-