INDEPENDIENTES DEL PERÙ

Publicado el 4 de Febrero, 2008, 15:14

MANUELA BOLIVARIANA HABLAS DE TERRORISMO DE ESTADO PERO LO QUE HACEN LAS FARC DE TENER SECUESTRADOS A MUCHAS PERSONAS ACASO TAMBIÉN NO ES TERRORISMO? PORQUE NO DICES NADA ACERCA DE LAS PERSONAS QUE TIENEN CAUTIVOS?, Y NO DIGAS QUE ES UN REGIMEN INDOLENTE CUANDO TRATAN DE AGOTAR TODAS LAS VIAS PARA UNA SOLUCION PACIFICA, DERREPENTE PUEDE SER QUE YO NO SEPA NADA DE LO QUE SUCEDE ALLA, PERO AQUI Y EN TODAS PARTES USTEDES ESTAN COMO VICTIMARIOS Y NO COMO VICTIMAS,  CUANDO TODOS LOS REHENES QUE TIENEN CAUTIVOS ESTEN EN LIBERTAD. PODREMOS DECIR QUE SE HA DADO UN PASO ADELANTE EN LA PAZ PARA COLOMBIA.

LA MARCHA FINAL DE LA ULTRADERECHA FASCISTA COLOMBIANA

 

En medio del estruendoso fracaso  sufrido por  Uribe en su paseo por Europa, donde bien se evidencio que la diplomacia es la madre de la hipocresía y pese a los picos y abrazos, a final volvió el perro con el rabo entre las piernas.

 

Hoy, establecimiento colombiano, de una manera solapada y con la manguala de los medios masivos de desinformación,  ha puesto en escena  su último  y desesperado espectáculo, convocando  a toda la jauría de extrema derecha a una  marcha para el día 4 de febrero en contra la insurgencia beligerante y revolucionaria de Colombia.

 

Jugando como siempre a vender mentiras, el régimen inescrupuloso que representa Uribe, intenta manipular los sentimientos y anhelos de verdadera paz que tenemos los colombianos, mas allá de la farsa mediática, Colombia sabe en carne  y dolor propio,  que las verdaderas causas y orígenes del conflicto político-militar nacional, son la desigualdad económica, la injusticia social, la exclusión política y la guerra del Estado burgués  contra el pueblo y su organizaciones.

 

Los verdaderos TERRORISTAS DE COLOMBIA son esta  elite maquiavélica que hoy convoca a  la manifestación, es la misma de siempre,  es aquella que traiciono al Libertador Simón Bolívar y se atrinchero en le poder atizando desde   entonces la guerra fratricida entre los hijos de Colombia.

 

Esta orquesta  de la muerte y el terror, esta conformada por la burguesía industrial y financiera, las empresas trasnacionales que saquean a Colombia, los  comerciantes y  terratenientes, sectores militaristas de las fuerzas armadas, los paramilitares y narcotraficantes incluyendo sus nominas en todas las esferas del poder estatal publico y privado, la tradicional dirigencia politiquera y corrupta del país. Por su parte, el maquillaje desinformativo está a cargo de los medios de comunicación de propiedad de la gran burguesía nacional y la bendición la reparten algunos viejos lobos Pedófilos   de iglesia católica. Todo  esto bajo la siniestra tutela del imperialismo norte americano, el terrorista más grande del mundo.

 

Bueno  es recordar, que quienes hoy hacen sonar los clarines de la guerra total en Colombia y promueven la falsa idea de la victoria final, nunca han sentido de manera directa el fragor del conflicto colombiano, ellos nunca han sido soldados y  sus hijos nunca han sido enviados a la guerra, eso si, desde la comodidad de sus palacetes mezquinos, orquestan y promueven todo tipo de bestialidades militares y económicas contra la gente, a los que no  hacen morir de hambre, los chicotean a punta de motosierra o  los silencias a plomazos. Esa es la democracia colombiana.

 

Estos indolentes mercachifles del dolor ajeno que hoy llaman a marchar a la gente, que se rompen las vestiduras, que escupen fuego, son los mismos que han guardado total e impune silencio ante la barbarie paramilitar en Colombia, nunca se les ha visto el menor gesto de rechazo frente al horror de los crímenes de guerra y las violaciones de los mas elementales derechos del sus compatriotas pobres, a manos del terrorismo de Estado. ¿A que vienen entonces estos alaridos de seudo solidaridad y compasión  social?

 

Por otra parte algunos sectores de la llamada “IZQUIERDA DEMOCRATICA”, convencidos que a esta burguesía carnicera la derrotaran en las urnas y se harán con el poder, también están convocando a marchar, por la  paz  y  tímidamente contra el gobierno y su política guerrerista. Aunque su anhelo es justo, marchar el mismo día, solo servirá para legitimar nuevamente a este régimen que encuentra en esas lánguidas voces, el soporte para promulgar a los cuatro vientos la existencia de un régimen democrático que garantiza  el libre ejercicio de la oposición en el país.

 

Definitivamente  no marcharan al lado de los verdugos del pueblo, así estuvieran vivos, Los 70.000 ASESINADOSPOLÍTICOS  por el TERRORISMO DE ESTADO en los últimos diez años, los  5.000 EJECUTADOS EXTRA JUDICIALMENTE, victimas del genocidio contra la Unión Patriótica, los moradores de la 25.000 mil fosas comunes del holocausto paramilitar cometido por las fuerzas militares y paramilitares estatales, no marcharan tampoco los 15.000  DETENIDOS DESPARECIDOS, los 20.000 niños que mueren de hambre cada año,  no lo hará el maestro JAIME PARDO LEAL, el hidalgo abogado y compañero EDUARDO UMAÑA MENDOZA, el alegre y satírico JAIME GARZON, tampoco BERNARDO JARAMILLO,  y tantos miles y miles de ciudadanos  humildes asesinados por la intolerancia de esta clase burguesa salvaje colombiana.

 

No participaran  en  esta cruzada fascista del régimen, los 6’000.000 millones de desplazados internos,  los 12’000.000 de desempleados, los miles de campesinos e indígenas desterrados de sus tierras por las trasnacionales y  los paramilitares que les arrebatan sus tierras, no marcharan los 12.000 presos y presas políticas que se hallan injustamente encarcelados en las mazmorras del régimen en condiciones inhumanas, victimas de la “ SEGURIDAD DEMOCRATICA” entre los  que se cuentan cientos de dirigentes sociales, campesinos, indígenas y estudiantes. No marcharan los miles de refugiados políticos, desterrados por el régimen del terror oficial colombiano. No marcharan tampoco SONIA Y SIMON, combatientes del ejército Bolivariano del pueblo, hoy secuestrados ilegal e ilegítimamente  por  terrorismo jurídico trasnacional de estados Unidos. No marcharan INGRID BETANCOURT y los demás prisioneros de guerra en poder de las Farc por cuenta de la necedad de un régimen indolente que los ha condenado a morir en la selva ante la negativa de encontrar  una salida política  a la guerra civil en Colombia.

 

Y definitivamente, nosotros como colombianos, que amamos  a Colombia y nuestra gente, que luchamos por una paz con justicia económica y social, por una nueva patria colombiana grande, digna, justa y auténticamente democrática para todas y todos, tampoco marcharemos. No debemos olvidar jamás, que cuando la burguesía habla de paz, debemos prepararnos para la guerra.

 

¡! POR LA NUEVA COLOMBIA, NI UN PASO MAS PARA LA GUERRA ¡!

 

Manuela  Bolivariana

 

1 de febrero de 2008, Trincheras y Barricadas de la Nueva Colombia.


-