INDEPENDIENTES DEL PERÙ

Publicado el 18 de Julio, 2007, 12:47

CONFERENCIA NACIONAL SOBRE DESARROLLO SOCIAL

CONADES

Pronunciamiento

 

 

Ante la situación de inestabilidad y conflicto social que vive el país,  la Conferencia Nacional de Desarrollo Social (CONADES), expresa lo siguiente:

 

1.      Los factores principales  que explican la situación actual son:

 

a)      El clima general de descontento popular sobre todo en las regiones,   como producto de problemas estructurales profundos,  lo que ya se expresó con contundencia en las recientes elecciones nacionales y regionales.

b)      Las expectativas  generadas por los innumerables ofrecimientos  hechos durante la campaña electoral y  necesidades básicas  de los sectores populares que no han sido debidamente atendidas y menos satisfechas.

c)      La conciencia,  alentada desde el propio gobierno y medios de comunicación, de que el país está en un momento económico favorable, hecho éste que no se traduce en una mejora sustantiva de las condiciones de vida de los peruanos y peruanas.

d)      La pérdida de autoridad del gobierno para garantizar un marco de respeto a los derechos fundamentales de las personas y a las propias leyes nacionales, particularmente tributarias,  ambientales y laborales.

 

 

2.      En ese contexto, a un año de nuevo gobierno, es comprensible  que la impaciencia ciudadana empiece a manifestarse en  calles y plazas,  lo que se agudiza  debido a:

 

a)      Unos poderes públicos que no alcanzan a comprender la naturaleza y la profundidad de las demandas, tendiendo  a “criminalizar”  la lucha social; y que pierden credibilidad, y en algunos casos hasta autoridad moral para  ejercer los poderes del Estado.

b)      Una clase empresarial que da la impresión de no haber  entendido los factores estructurales que sirvieron de caldo de cultivo para la  violencia que sufrió el Perú  y del mensaje del informe de la Comisión de la Verdad y la Reconciliación acerca de la necesidad de un nuevo pacto social, mostrándose  intolerante y prepotente ante los justos reclamos de las y los trabajadores y de los sectores mas pobres del paìs. Es el caso por ejemplo de la minera Casapalca, denunciado por la propia Ministra de Trabajo; o las mas de  4, mil trabajadores  de la agro exportación de la Libertad, en su mayoría mujeres

 

3.      Todo lo anterior es   preocupante para quienes apostamos por un desarrollo en todo el país,  con equidad social y en armonía con la naturaleza. Gracias a una coyuntura internacional excepcional, el Perú tiene hoy una excelente oportunidad, que probablemente  no se repetirá  en muchos años, para sentar bases que permitan construir un proyecto nacional  democrático e incluyente; que sea a la vez justo, solidario y competitivo. Pero,  como en el pasado, se sigue priorizando  un crecimiento basado casi exclusivamente en las exportaciones de materias primas y en un tipo de inversiones que a la larga poco aportan al desarrollo del país. Paradójicamente, se ahondan  los profundos abismos económicos y sociales que dividen a los peruanos y peruanas. ¿Cómo callarnos y permanecer  indiferentes frente al aumento de las brechas entre el crecimiento macroeconómico y la férrea persistencia de los niveles de pobreza; entre las enormes ganancias de las compañías mineras, financieras y agro-exportadoras; entre la alarmante depredación ambiental, los bajos salarios  y la ausencia de políticas de desarrollo regional?

 

4.      Es urgente poner en práctica mecanismos que permitan a) La planificación estratégica de un proyecto nacional incluyente; b) Una efectiva redistribución de la riqueza nacional en la que el estado y el sector privado asuman su respectiva responsabilidad; c) Un proceso eficaz de descentralización democrática con fortalecimiento de las capacidades regionales ; d) La preservación y puesta en valor de nuestro patrimonio y capital ambientales y de nuestra biodiversidad; y d) La participación activa del país en las iniciativas actuales de integración y desarrollo regional de América Latina.

 

5.      Es no sólo erróneo sino absurdo y hasta autodestructivo argumentar  que la protesta social es antidemocrática y se reduce a pequeños grupos de “exaltados” o “antipatriotas”. Un planteamiento de este tipo no ayuda a construir país ni permite concertar voluntades en la perspectiva de un desarrollo en democracia. Es imperativo encarar las causas del malestar existente y abrir canales de diálogo real con la población que está urgida de soluciones y no de promesas. La CONADES expresa su voluntad de continuar contribuyendo desde la sociedad civil con propuestas e iniciativas a favor de políticas públicas acordes con las aspiraciones al desarrollo y bienestar del pueblo peruano.

 

6.      Defendemos por principio el derecho a ejercer nuestras libertades democráticas, entre ellas, a  la movilización y a la protesta ciudadana, consignados en nuestra Carta Magna. Este derecho no puede ni debe ser satanizado, como lamentablemente lo está siendo en la hora actual. Hacemos nuestras aquellas justas demandas hoy en curso a lo largo y ancho del país y nos solidarizamos con los gremios y organizaciones sociales que han convocado a la  jornada nacional del 11 de julio, que esperamos se lleve a cabo en forma pacífica, como una expresión más del civismo del pueblo peruano. Llamamos a las autoridades a actuar con prudencia y responsabilidad y a escuchar las voces de este clamor popular.

 

Lima 10  de julio 2007

Por Rosablanca, en: General
-