INDEPENDIENTES DEL PERÙ

Publicado el 15 de Enero, 2007, 15:31

El Congreso desestimo el pedido del Ejecutivo de aplicar la pena de muerte para los casos de terrorismo, un duro revés para los apristas y sus aliados fujimontesinistas, de querer imponer el terror viniendo del gobierno, y no contento con ello, Alan García “el presidente de todos los peruanos” zapateo y la quiso a enviar a un Referéndum, hasta que su Ministra de Defensa, le dijo que eso no podía hacerse, porque lo prohíbe la Constitución del país y va contra todos los Convenios Internacionales sobre Derechos Humanos firmados por el Perú. Preguntarle a los ciudadanos y ciudadanas del país, si APOYAMOS la Pena de Muerte, FIRMAR un documento para que el gobierno tenga licencia para matar a quien bien “les parezca terroristas” (porque así actuaba el ejercito bajo presunción) es un desatino que raya al insulto y la insolencia de todo buen peruano nacido en este país, preguntarnos si deseamos que maten a un ser humano como si no hubiera leyes que podrían ser más severas ni Dios, es algo que hiere y daña nuestra conciencia. Me asombra, que no hayan salido las organizaciones sociales ha pronunciarse al respecto, ni siquiera la Iglesia, solamente se escucho uno que otro comentario pero sin el debido respaldo ni ímpetu que la caracteriza cuando de estos casos se trata. Los medios de comunicación han hecho prácticamente masivo este pedido pero ya sabemos por quienes están manejados, cual es la obsesión por esto?, que hay detrás?, es solo por el gasto de 22 millones de soles que le cuesta al erario nacional pagar las imdenizaciones a los familiares de “terroristas”, que no tenían sentencia?, o a quien o quienes quiere matar y porque?, no quiero hacer suposiciones porque después todo cae por su propio peso.

Matar campesinos, maestros, estudiantes, todo porque parecen terroristas?, es un infundio cruel y humillante que de la última persona que tiene que venir es del Presidente de la República.

Por Rosablanca, en: General
-