INDEPENDIENTES DEL PERÙ

Publicado el 23 de Septiembre, 2006, 17:21

INICIATIVAS PARA SOLUCIONAR EL PROBLEMA

  • El consenso mundial es que el sistema de cobranza de la deuda de los países pobres es irracional e insostenible. Inclusive los organismos internacionales que propiciaron el endeudamiento y luego organizaron los mecanismos de presión para obligar al pago, aceptan ahora que algo debe hacerse para no agravar la situación.
  • En los años 80, se empezó a discutir una respuesta colectiva de los países endeudados para enfrentar el yugo de la deuda. También aparecieron voces de las instituciones más influyentes como la iglesia, la ONU y otras reclamando un compromiso mundial para reducir la deuda de los países pobres.
  • A mitad de la década de los 90, comenzó a implementarse una propuesta de ayuda a los países más pobres y endeudados ( bautizados con el nombre de HIPC, sigla en inglés que significa países pobres y fuertemente endeudados). Lo que buscaba esta iniciativa era hacer sostenible la deuda externa de países críticos y facilitar el repago en un tiempo razonable, sin afectar el crecimiento. Muy pocos países han entrado en esta categoría y menos aún han logrado éxito en sus resultados.
  • Frente a esta dura realidad, grupos de personas e instituciones participaron, a fines de los 90, en la Campaña Internacional Jubileo 2000, organizada por CIDSE y Caritas Internacional bajo el lema LA VIDA ANTES QUE LA DEUDA. La Campaña propuso varias medidas para resolver el problema de la deuda, entre ellas:
          a. Cancelar la deuda pendiente para el año 2000.
          b. Mejorar la iniciativa HIPC, incluyendo a países que habían quedado fuera de este mecanismo de               apoyo.
          c. Priorizar la inversión en desarrollo humano para los países altamente endeudados.
          d. Insistir en la necesidad de cambiar la estructura de las relaciones financieras internacionales.
          e. La Campaña permitió sensibilizar a muchas personas, pero los cambios en la actitud de los                         gobiernos y de los bancos fueron muy pequeños, envueltos por el temor de que el sistema tenga                  que aceptar su fracaso y la necesidad de un replanteamiento general.
           f. En resumen, si bien ha habido iniciativas initeresantes no se ha logrado resolver plenamente el                     problema de la deuda.

-