INDEPENDIENTES DEL PERÙ

Publicado el 6 de Agosto, 2006, 15:54

Hoy día, tenemos de invitado en el Blog, a la Redación del Instituto Latinoamericano "Joseph Cardijn", que gentilmente nos permiten publicar este artículo, que lo creo pertinente ahora que asumieron los nuevos Congresistas y que tenemos la misma percepción de lo que hay en el Hemiciclo de la República. Allí les va el post....

SE BUSCA UN LIDER O UN EMPLEADO

 

El parlamento, los parlamentarios, el parlamentarismo Sin lugar a dudas, uno de los problemas mas álgidos para  la vida ciudadana, es la relación entre el sistema político parlamentario y el pueblo elector. Es una tortura cívica la elección y mas frustración e indignación producen, en los ciudadanos, la acción parlamentaria. La percepción de ellos es dramática y contradictoria en muchos casos. El liderazgo, la credibilidad, la buena imagen de los integrantes del Congreso de la República, es precaria hasta transformarse en un factor en la configuración de escenarios de ingobernabilidad. La legitimidad de los congresos, en varios paises de América latina y el Caribe es volátil. Una vez elegidos, los legisladores, pronto, son criticados con dureza por los  electores. Sin embargo, no son pocos los reelegidos. Los mas criticados son, en significativo número, los mas convocados por los medios, por lo tanto los mas visibles social y políticamente. Es esta visibilidad y no sus propuestas lo que tienen relevancia para  la sociedad.

 

Los parlamentarios, están legalmente impedidos de iniciativa de gasto o gestionar intereses específicos, pero son buscados para eso mismo que no pueden hacer.  Muchas son las disfuncionalidades o anti roles adoptados por los políticos profesionales, sin embargo, cualquier reunión  comunitaria o  institucional, adquiere relieve si tiene la presencia de congresistas. A pesar de todo hay en los ciudadanos una sed de representación y de representatividad. Una infinita necesidad de confiar en alguien.

 

Con motivo de las Elecciones presidenciales del 2006 en el Perú, se manifestaron, muchas ideas. Algunas de estas, fueron las expresadas por el doctor Luis Nunes Bertoldo, brasileño, actual director del Instituto Nacional Demócrata (NDI) y promotor del Programa de Liderazgo Juvenil en América Latina y el Caribe. Muy conocido en el Perú, en una entrevista para la prensa, expresó  que en los partidos políticos, que son escuelas del liderazgo, hay muchas resistencias al cambio, debido al temor a perder autoridad, poder y no ven que las nuevas ideas pueden ser fuentes de modernización, de reingeniería o de reformulación de sus propuestas. Los que se resisten al cambio, se parapetan en que las ideas y los valores no se pueden cambiar. Con lo que esta de acuerdo, pues tampoco se trata que se cambie políticamente como se cambian camisas. Propone Nunes Bertoldo, que los partidos deben mantener sus convicciones, pero deben cambiar la manera de comunicarlos y presentarlos mas a tono con la sociedad y los cambios sociales.

 

Sostiene Nunes, que actualmente, el liderazgo es mas compartido y que se impone una gerencia mucho mas horizontal. En esta línea, se debe trabajar para que los jóvenes liderazgos emergentes compartan un espacio de debates y concertación de ideas, de modo que al asumir funciones políticas nacionales, aún en posiciones antagónicas, puedan comunicarse. Cuenta, el destacado representante del Instituto Nacional Demócrata, que una vez un congresista le explicó que el Congreso era una junta de accionistas. Nunes discrepa con esta idea, afirma que en el Congreso, no hay accionistas, si hay empleados. Los accionistas son la población del país. Ver este asunto de otra manera es  muy equivocado, afirma. En resumen, su tesis es que los políticos, los lideres de ALC, deben ser empleados de los ciudadanos que los eligen.

En verdad, el doctor Nunes esta muy preocupado con la evolución del liderazgo político en la sociedad latinoamericana. Tiene razón, compartimos su preocupación si observamos las encuestas de confianza y credibilidad de los parlamentarios latinoamericanos. Ocupan el último lugar en la confianza de la población, el 80%  manifiesta desconfianza en diversos grados en varios paises de América Latina, según el Latinobarómetro de 2004.

Nosotros no queremos que los políticos, los líderes latinoamericanos sean empleados asalariados, eventuales o a plazo indeterminado. Como es un asunto político, pedimos lo imposible: queremos que sean líderes. Al igual que Weber, creemos que la democracia ofrece las mejores posibilidades para generar  líderes políticos, surgidos de las estructuras de autoridad del sistema. Nuestro líder deber ser un creador de demandas, propuestas, doctrinas, con contenidos y fuerza de penetración y expansión. Sus actos y acciones deben reflejar las aspiraciones y las pasiones de la sociedad que vive. Como lo dice Mauricio Duverger (lo parafraseamos), las fuerzas sociales se manifiestan a través de él, lo que siente es común a otros hombres y puede expresarlos mejor que todos ellos, gracias a su talento y oficio. Debe actuar bajo presión de las necesidades sociales. Abreviemos, el cristianismo habría existido sin Jesús, con toda seguridad, no tendría la fuerza y el contenido histórico que él le dio, gracias a su capacidad de síntesis para condensar una doctrina en fórmulas atractivas para la gente. Por ahora sigamos buscando.  


Publicado en jirón Huancavelica 320 . Cercado de Lima – Perú.


Publicado en jirón Huancavelica 320 . Cercado de Lima – Perú.

Comunicaciones :  ijc@felatracs.org    / ijcfelatracs@yahoo.es



-