INDEPENDIENTES DEL PERÙ

Publicado el 27 de Julio, 2006, 2:04

Mercedes Cabanillas de LLanos de la Mata, electa Presidenta de la Mesa Parlamentaria para el período 2006 - 2007, presentamos su discurso completo en Participación Ciudadana (Boletin del Congreso de la República), al finalizar van a encontrar un enlace al documento en pdf. Disfruten de la lectura y Miscelanea.

Participación Ciudadana - Congreso de la República

 Nº. 151

Miércoles, 26 de julio de 2006

Suscribirse    Imprimir   Nº Anteriores    Desafiliarse

El desafio de la democracia

Peter Berkowitz

A medida que avanza el siglo XXI, la democracia – sistema de gobierno por el cual el pueblo elige a sus gobernantes en elecciones regulares, libres, imparciales y competitivas – ha resultado ser el régimen preferido de las naciones del mundo.

Este hecho no significa que la historia haya terminado, que por algún proceso constante e inexorable todos los países adoptarán, tarde o temprano, la democracia, o que los intelectuales contemporáneos hayan descubierto por fin un modelo definitivo y verdadero del buen gobierno.

Ver documento

Fiestas Patrias 2006

Autor desconocido

Conozca todas las razones por las cuales los peruanos debemos sentirnos orgullosos por haber nacido en esta hermosa tierra y las potencialidades que poseemos como nación.

Después de leerlo, seguro que se sentirá más patriota que nunca.

Un gran abrazo a todos los peruanos en el mundo.

Ver

Conoce la Constitución, tus derechos y deberes
 Visitas Guiadas al Palacio del Congreso
 Sobre “Ciudadanía y Política”. Son gratuitos y se accede a ellos por Internet.

Congreso de la República

Discurso de la Presidenta del Congreso, Mercedes Cabanillas Bustamante:  Mis primeras palabras no pueden ser más que de agradecimiento con aquellos que generosamente nos han dado sus votos, en una elección que demuestra que se puede lograr el consenso en un Parlamento que por decisión de los ciudadanos no cuenta con un grupo mayoritario, sino con varias minorías.

La principal tarea de la Mesa Directiva Multipartidaria será recuperar la imagen y prestigio del Parlamento Nacional

Un gesto doblemente importante, pues hoy no sólo damos inicio a una nueva Legislatura, sino instalamos un nuevo Parlamento para el período 2006-2011, en un contexto en que el país exige más que nunca la concertación de todos los peruanos y de todas las agrupaciones políticas.

Hace ya más de cuarenta años, el 4 de julio de 1962, Haya de la Torre al constatar que en el Perú no existía más un partido que pudiera denominarse absolutamente mayoritario, pues cada uno contaba sólo con un tercio, señaló la urgencia de modificar fundamentalmente el comportamiento y la actitud de la clase política, para centrarse en organizar un gobierno de concertación nacional. Hoy sus palabras cobran mayor vigencia cuando producto de las recientes elecciones el país ya ni siquiera se divide políticamente en tercios, sino en cuartos.

Una concertación que se torna indispensable para afrontar los graves problemas de un país que transita por el desprestigio creciente de sus instituciones democráticas, las mismas que no han logrado resolver las demandas urgentes de una población pobre y excluida del crecimiento económico de los últimos años. Esto ha llevado a que la mitad de los ciudadanos peruanos estén dispuestos a sacrificar un gobierno democrático en aras de un real progreso socio-económico, que implique una mejora sustantiva, tanto en la producción como en la distribución de la riqueza.

Síntoma de este desprestigio es que 9 de cada 10 ciudadanos no confían en el Congreso y que, si tuvieran que ponerle una nota del 0 al 20, la calificación sería apenas de 07. Una realidad que ya no podemos dejar de mirar, porque en el caso del Parlamento a la insatisfacción económica se une el fastidio e indignación con la que el país nos observa, aún cuando, como en cualquier institución hubo, y hay que decirlo, parlamentarios buenos y parlamentarios malos.

Quizás entre las más graves críticas que se nos hacen están, de un lado la gran diferencia que existe entre los ingresos que percibimos y los de la mayoría de peruanos a los que representamos y del otro, la de no haber sancionado conductas ilícitas o inmorales con la rapidez que la ciudadanía demandaba.

Frente a esto es necesario recordar, cada día, que todo ejercicio de autoridad tiene una base moral: debemos predicar con el ejemplo. Nuestro compromiso ético y social, nuestra honradez, nuestra dedicación al trabajo debemos más que predicarla, exhibirla. La autoridad no se impone, se conquista con muestras de responsabilidad, en la conducta intachable, en la voluntad de entrega y servicio al ciudadano y sobre todo en la frugalidad en el ejercicio del poder. Ello es todavía más imperativo en una sociedad que lucha por borrar desigualdades sociales, económicas, étnicas y hasta lingüísticas.

Continua...

-