INDEPENDIENTES DEL PERÙ

Publicado el 19 de Julio, 2006, 22:10

Estado y Sociedad

PROPUESTA. ESPECIALISTAS PLANTEAN CAPACITACIÓN PARA QUE NUEVAS AUTORIDADES NO INCURRAN EN DELITOS POR IGNORANCIA
Candidatos edilicios deben recibir preparación previa

Una falta frecuente es el pago de deudas con dinero de arbitrios

Piden modificar régimen “alcaldista” con que se maneja el gobierno local

LUIS SANTOLALLA HUERTO

Aspirar a un cargo público en las próximas elecciones municipales puede ser una tentación difícil de resistir. No obstante, la voluntad, el ímpetu y las ganas de servir a la comunidad no son elementos suficientes para garantizar una óptima labor durante cinco años en el sillón edilicio o en el cargo de regidor.
Y es que ser autoridad municipal implica una serie de funciones y responsabilidades que, de no contar con una adecuada preparación previa, lo pueden llevar a cometer faltas e incluso delitos por ignorancia. Una de las faltas más frecuentes en la función municipal es el pago de deudas con dinero de los arbitrios, sostiene el experto en derecho tributario José Noriega. El abogado explica que trasladar una cuenta para realizar pagos distintos a los que la Ley Orgánica de Municipalidades estipula representa una seria infracción que se ha repetido en muchos distritos durante los últimos años.
“Muchos alcaldes utilizaron los arbitrios como palanca presupuestal y en forma maliciosa para cubrir otras deudas –observa Noriega–; ellos deberían conocer este tipo de detalles para no caer en errores.”
 
Supervisión.

Para solucionar este problema, el consultor plantea la creación de una supervisora nacional de arbitrios, formada por órganos representativos de la sociedad civil, como el Colegio de Abogados, el Indecopi y la Defensoría del Pueblo. Su función sería fiscalizar el destino del dinero recaudado.
“Los gobiernos regionales revisan la gestión de los gobiernos locales, y éstos la de los concejos distritales. Esto es inadecuado, pues un posible infractor no puede encargarse de revisar el trabajo de otro alcalde.” El Perú mantiene desde hace mucho tiempo un régimen municipal “alcaldista”, en el que dicha autoridad toma todas las decisiones sin ser supervisado de manera rigurosa. Por ello, recomienda cambiar este tipo de mandato.
“No pueden manejar todo y los regidores estar de adorno. El municipio es un órgano local que debe tener mayor control. Este control se da en los distritos pobres porque reciben subvención del Estado, pero los que recaudan sus propios fondos no son supervisados.”  
 
Capacitación.

La ex alcaldesa de Independencia Esther Moreno afirma que muchas personas que llegan a los cargos municipales no tienen la experiencia necesaria para ejercer funciones de gestión, ya que no son capaces de recoger las necesidades de la ciudadanía.
“La mayoría de gobiernos locales pensó sólo en el presente, en el parque, en la plazuela, pero no en el desarrollo integral de las comunidades”, lamenta Moreno. Agrega que en los últimos años la capacitación recibida por parte del Estado ha permitido a las autoridades locales incorporar a la gestión elementos y enfoques fundamentales que han mejorado su labor. “Inculcar el principio de equidad en los municipios de un país con tantas desigualdades y diferencias sociales es muy importante, debe ser una función inherente.” Miguel Saldaña, alcalde de Comas, advierte que no siempre que se acusa a un burgomaestre de un delito, la denuncia es verdadera. Sobre todo durante una campaña electoral, pues la acusación puede ser utilizada como arma para desprestigiar al contendor. “Hay candidatos que como estrategia utilizan el ensuciar o acusar sin pruebas; mientras el implicado desvirtúa los hechos, le perjudican la campaña –enfatiza–. Se debe sancionar a estas personas, pues dañan honras y ensucian el proceso.”

Manejo técnico
Marco Tulio Gutiérrez
Abogado

Existen casos de faltas y delitos que conducen a una denuncia penal y otros a la vacancia. Los problemas que se dan dentro de un municipio son muchos; sin embargo, considero que el mayor de ellos es el de las contrataciones, sea por su número o porque las personas elegidas tienen parentesco con la autoridad.
El manejo de la administración municipal es eminentemente técnico. No se le puede exigir a un alcalde que sepa sobre todos los temas, pero debe tener al menos una idea de los más importantes.
Lo principal es saber elegir a los asesores, porque si creen que basta con conocer la ley y los aspectos técnicos, están equivocados. Las municipalidades son un mundo muy complejo lleno de funciones, con diversos temas, por lo que la función de los asesores y regidores es fundamental.
 
Especialista en derecho municipal
-