INDEPENDIENTES DEL PERÙ

Publicado el 12 de Mayo, 2006, 14:02

AMÉRICA LATINA-UE:
Juicio a las multinacionales
Por Stefania Bianchi

BRUSELAS, 10 may (IPS/Patagonia Ciber Fem) - Organizaciones de la sociedad civil aprovecharán la Cumbre América Latina y el Caribe-Unión Europea (ALC-UE), que se celebrará esta semana en Viena, para entablar un juicio informal contra el "poder corporativo" por violación de derechos humanos.

Jefes de Estado y de gobierno y representantes de 60 países se reunirán desde el jueves hasta el sábado para la cuarta ALC-UE.

La agenda de la cumbre incluye asuntos tan diversos como derechos humanos, ambiente, desarrollo, comercio y cooperación en el combate contra las drogas y el terrorismo.

Los participantes de una "cumbre alternativa" de la sociedad civil pretenden que los líderes de América Latina, el Caribe y la Unión Europea (UE) dejen de promover el libre comercio, y por eso organizaron un "tribunal popular" que este jueves juzgará a las empresas multinacionales.

Un jurado integrado por intelectuales, abogados, escritores, sindicalistas y otros activistas decidirá primero si hay evidencia para presentar cargos contra grandes empresas que cuentan, según ellos, con el respaldo de los gobiernos para violar los derechos humanos.

Luego, el tribunal celebrará un "juicio" al que se invitará a participar a representantes de las transnacionales.

Filiales de la organización ambientalista Amigos de la Tierra de las tres regiones "citaron" a cuatro compañías europeas: la alimenticia Vion, la francesa de servicios de agua y electricidad Suez, la fabricante de maquinaria procesadora de madera Andritz AG y la eléctrica española Unión Fenosa.

Los ambientalistas consideran que esas firmas están involucradas en violaciones de los derechos sociales, ambientales y humanos en América Latina y el Caribe.

"Estas compañías se han propagado por todo el mundo, enfrentadas con los trabajadores, comunidades y a veces con regiones y países enteros, y crearon una competencia impiadosa que socava los derechos humanos en todas partes, dijo a IPS Claudia Torrelli, de la filial uruguaya de Amigos de la Tierra.

"América Latina y el Caribe son dos regiones que sufrieron más por las devastadoras consecuencias" de esas actividades, agregó Torrelli.

Los activistas siguieron la tradición iniciada en 1967 por el Tribunal Russell para entender los crímenes de guerra en Vietnam, cuyo inspirador y primer presidente fue el fallecido legislador, filósofo y matemático británico Bertrand Russell.

El Tribunal Permanente de los Pueblos (TPP) le sucedió en 1979 para atender demandas de organizaciones populares y establecer, aunque sea, condenas simbólicas contra diversas instituciones o empresas.

También de forma paralela a la cumbre se celebrará una conferencia titulada "Alternativas del vínculo en una nueva era de las relaciones entre Europa y América Latina", organizado por el Instituto Transnacional (TNI).

En esta instancia se presionará a los gobernantes por cinco asuntos considerados clave: los efectos de la globalización "neoliberal", la cooperación para el desarrollo, la militarización y los derechos humanos, el diálogo político y estrategias alternativas de integración regional.

Se prevé que más de 1.000 activistas participen en la reunión paralela, que también llamará a la UE a comprometerse más con la sociedad civil de América Latina y el Caribe.

"Los latinoamericanos han rechazado el neoliberalismo en las calles y, en algunos casos, también en las urnas", dijo a IPS Gonzalo Berrón, de la Alianza Social Hemisférica, una coalición de movimientos sociales y redes ciudadanas de toda América.

"Nuestra reunión en Viena enviará un mensaje claro: no queremos que el neoliberalismo entre por la puerta de atrás, bajo la modalidad de 'alianzas estratégicas' y acuerdos interregionales de libre comercio", añadió Berrón.

Organizaciones de la sociedad civil muestran particular preocupación por la conferencia de empresarios que se celebrará paralelamente a la Cumbre, con fuerte apoyo del gobierno de Austria, a cargo de la presidencia de la UE en el presente semestre.

La Comisión Europea, rama ejecutiva de la UE, espera que la cumbre y la conferencia empresarial alienten las negociaciones de libre comercio con sus contrapartes.

La denominada cumbre empresarial se celebrará este viernes y asistirán a ella unos tres centenares de representantes de compañías.

El presidente de la Comisión Europea, José Manuel Durao Barroso, el comisario de Comercio de la UE, Peter Mandelson, y la comisaria de Relaciones Exteriores, Benita Ferrero-Waldner, asistirán a la cumbre este jueves.

"El problema no es sólo que las grandes corporaciones gozan de un acceso indebidamente privilegiado a líderes de gobiernos y a negociadores durante la cumbre empresarial", dijo a IPS el coordinador de investigaciones de la campaña holandesa Observatorio Corporativo Europeo, Olivier Hoedeman.

"El problema más profundo es que los gobiernos de la UE continúan dando forma a sus políticas de comercio internacional de acuerdo con los intereses de grandes corporaciones", advirtió Hoedeman.

"Es de prever que ese enfoque provoque un serio choque en Viena, a medida que muchos gobiernos latinoamericanos comienzan a dar la espalda al enfoque neoliberal que la UE continúa promoviendo", concluyó. ( (FIN/2006)
-