INDEPENDIENTES DEL PERÙ

Febrero del 2006


Publicado el 15 de Febrero, 2006, 11:00

El día Miercoles 8 de Febrero, las Madres de los 36 Comedores Populares que se encuentran en el distrito de Chaclacayo, recibieron complacidas al Candidato a la Segunda Vicepresidencia por el Frente de Centro, Sr. Gonzalo Aguirre Arriz, que tambien es candidato para el Congreso de la República con el N° 3 por Lima, por el Frente de Centro que lidera el Sr. Valentín Paniagua Curazao, Ex Presidente de la República en el Gobierno de Transición, a la salida del dictador Fujimori.

Las Madres agradecieron la donación de 2 javas de huevos, que el candidato esta haciendoles llegar una vez por semana a sus comedores y apoyandolas en capacitaciones sobre nutrición, chocolateria y otros para mejorar las condiciones de vida de las mismas y su entorno. Tambien estara el día Lunes 20 de febrero en el Comedor Victor Raúl Haya de la Torre de Chaclacayo, con todas las madres asistentes, estara haciendoles llegar su apoyo para un eventual gobierno del Frente de Centro y futuro Congresista de la República. Las Madres le han pedido que llegando él al Congreso apoyara para dotar de leyes a los comedores, leyes que hasta ahora duermen el sueño de los justos en este parlamento.

Publicado el 15 de Febrero, 2006, 10:56

IDEARIO

Los(as) peruanos(as) necesitamos mirar al porvenir alejados de los radicalismos ideológicos y tener una visión de futuro compartida. Esta visión, necesariamente nacional, debe complementarse con visiones regionales, sectoriales y personales que armonicen y coincidan con ella. Nuestro país necesita una democracia representativa liderada con firmeza y convicción, que garantice la vigencia plena de los derechos humanos, el estado de derecho, la alternancia en el poder, la estabilidad de las normas, elecciones limpias y transparentes e igualdad de oportunidades para todos (as).

La Coordinadora Nacional de Independientes es un espacio de encuentro y conciliación entre los peruanos de todos los credos, extracciones y niveles socioeconómicos. En lo filosófico, nos identificamos como humanistas de centro; en lo económico, creemos en un mercado bien regulado para beneficio de los consumidores; en lo político, el ejercicio de la autoridad democrática que busca el afianzamiento de la autoridad legítimamente constituida frente a las tentaciones tanto del autoritarismo, como del caos y el desorden que originan los gobernantes débiles y manipulados por las exigencias de los miembros del partido de turno en la consecución del botín político.

Nuestra propuesta se llama el PLAN FE, porque Fortalece la Esperanza a través del Fortalecimiento del Estado, del Fortalecimiento de la Empresa y del Fortalecimiento de la Escuela. Sus cuatro grandes líneas orientadoras, que buscan ser guía para un buen gobierno y que motivan nuestra presencia en la vida política nacional, son las siguientes:

  1. FORTALECIMIENTO DEL ESTADO.- Fortalecer el Estado es reformarlo y modernizarlo para que garantice la vigencia plena de un sistema democrático con equilibrio de poderes, descentralista, transparente, eficiente y participativo, sustentado por instituciones cada vez más sólidas, que promueva la justicia social y la igualdad de oportunidades.

Creemos en la renovación por tercios de los congresistas, en el voto para los militares y los policías, en una Contraloría independiente y fuerte que combata la corrupción y en la necesidad perentoria de fortalecer el Poder judicial. Creemos también que el Poder Ejecutivo debe ser reforzado sobre la base de una carrera pública claramente definida, de la ejecución de presupuestos con resultados medibles y con la modernización de la administración pública. La política exterior del Perú debe promover una adecuada inserción del país en la sociedad y en los mercados internacionales y reflejar una política integral de seguridad externa. Nos parece indispensable consolidar el proceso de descentralización sobre la base de macrorregiones, y de competencias y responsabilidades bien asignadas para los gobiernos regionales y municipales. El Estado debe cumplir adecuadamente su rol normativo, regulador, subsidiario, supletorio, promotor y solidario, garantizando la adecuada disposición de los bienes públicos, como son la seguridad, la justicia, la educación y la salud básica; y un nivel adecuado de servicios públicos y de saneamiento, así como el orden interno para que los ciudadanos puedan desarrollar sus actividades seguras y eficientemente.

  1. FORTALECIMIENTO DE LA EMPRESA, EN ESPECIAL LAS PYMES.- El Estado debe asumir decididamente un rol promotor y ejecutar una estrategia integral que permita crear empleo productivo a partir de la inversión privada, motor indispensable del desarrollo sostenible y única garantía de estabilidad social y de la construcción de infraestructura.

El principal reto del país para los próximos años es incorporar en la economía productiva a los subempleados y desempleados de ahora y a los que demandarán trabajo en el futuro; por ello es indispensable un marco adecuado para el desarrollo de las empresas productivas. Se requiere como condición básica el equilibrio monetario, el equilibrio externo y recuperar el equilibrio fiscal, a fin de ir reduciendo la abultada y peligrosa deuda pública. Se requiere también promover activamente la inversión privada con responsabilidad social y priorizar los sectores intensivos en creación de puestos de trabajo. Esto debe hacerse por la vía del rol promotor del Estado, con visión de mediano plazo usando el planeamiento estratégico en función de cadenas productivas que prioricen el valor agregado, la productividad y las exportaciones, a partir de metas concretas de mediano y largo plazo.

Creemos que es posible la armonía entre el capital y el trabajo, la que se debe lograr, cuando sea necesario, con la presencia del Estado en el Consejo Nacional del Trabajo, de acuerdo a las normas de la OIT y a través del fomento de la responsabilidad social de la empresa y de la disciplina laboral. Nos parece indispensable, en el marco de la Economía Social de Mercado, la existencia de un Estado promotor de las medianas, pequeñas y micro empresas, que apoye la capacitación, la eficiencia en las microfinanzas, la tecnología y el acceso a nuevos mercados. La labor promotora de empresas y de mercados debe ser separada de la tarea asistencial dirigida a los sectores de autoconsumo y de subsistencia, que el Estado debe también llevar adelante en su política social y de lucha contra la pobreza.

  1. FORTALECIMIENTO DE LA ESCUELA.- Proponemos la aplicación inmediata de una agresiva reforma integral de la educación para el desarrollo de las capacidades humanas y la productividad y el diseño de una política cultural promotora del desarrollo y de los valores nacionales y universales.

Todas las mediciones de la calidad de la educación en el Perú dan resultados muy negativos. Creemos que se debe emprender de inmediato la transformación de los contenidos educativos y aumentar los recursos públicos destinados a este sector. Es indispensable mejorar la calidad de vida de los maestros(as) y lograr su reentrenamiento acelerado, que debe ser organizado como una emergencia nacional. Creemos en una descentralización educativa contextualizada en función a las características del lugar en donde se imparta, en el uso de la tecnología en la educación, en mediciones independientes de la calidad educativa, así como en la acreditación independiente de los centros de enseñanza. La educación pública debe ser gratuita, fomentándose también la inversión privada en el sector. Se deben crear vanguardias educativas que ayuden a "jalar" al resto, y simultáneamente se deben reforzar las escuelas más débiles, especialmente en áreas rurales de extrema pobreza, y promover la creación de facultades de excelencia en las universidades nacionales.

En cuanto a la política cultural, se deben impulsar las actitudes y los valores que fomenten el desarrollo nacional integral. Creemos que se deben promover las industrias culturales para que prosperen en un marco de competencia y de libertad pero sin excesos que puedan ser dañinos para la familia y la sociedad. Se debe también poner en valor nuestro patrimonio cultural y estimular la cultura viva y el deporte como entretenimiento y orgullo del pueblo.

  1. FORTALECIMIENTO DE LA ESPERANZA.- Es indispensable la atención de la actual emergencia social y de la pobreza extrema en busca de una vida digna para todos los peruanos (as).

La situación social en el Perú es muy grave. Más de la mitad de la población vive en pobreza y cerca de la cuarta parte en pobreza extrema. Esto quiere decir que más de 14 millones de peruanos y peruanas deben sobrevivir con menos de 7 soles diarios y, de éstos, alrededor de 6 millones con menos de 3.50 soles diarios. Este es un problema urgente y una situación inaceptable, en cuya solución están inestable, donde es siempre más difícil la consolidación democrática y el desarrollo empresarial y económico. Consideramos la atención de la pobreza extrema como un mandato moral y no sólo como un problema económico, por lo que su solución debe ser la primera prioridad para todos (as) los (as) peruanos (as).

Además de asignar recursos suficientes para enfrentar el problema, éstos deben ser empleados eficientemente. Por ello el diseño de las políticas sociales y su impacto en la erradicación de la pobreza extrema y en el abatimiento de la pobreza deben ser sustancialmente mejorados. Esto sólo será posible enfrentando tres aspectos centrales interrelacionados entre si: La focalización de los programas sociales, su coordinación dentro de una estrategia integral y su adecuación a las demandad reales. Es decir, los beneficiarios deben ser quienes realmente necesiten la ayuda, evitando las filtraciones. La subcobertura y la superposición de los programas.

Somos un país milenario, de gente y cultura mestiza, que ha sabido mantener su rica diversidad en todos los aspectos de la vida nacional, lo cual nos hace singulares en el mundo. Somos también herederos de una geografía vasta y prodigiosa que debemos aprovechar para nuestro desarrollo, dotándola de infraestructura y conservándola para nuestros hijos (as), preocupándonos siempre de que éste sea sustentable. En este marco, planteamos que mediante la educación y las políticas culturales se forjen individuos libres y responsables, que en su legítima búsqueda de bienestar personal, encuentren también medios y oportunidades para potenciar y enriquecer a la juventud, solidarizándose con los más pobres. Queremos un Estado eficiente y promotor, y reconocemos y valoramos plenamente el rol de las empresas productivas que crean bienestar y empleo y pagan impuestos, así como el rol de la sociedad civil organizada, como factor primordial de cambio en nuestro país.

Creemos que un Perú unido y reconciliado con su historia es posible, creemos en un Perú mestizo y diverso, en un Perú alegre y multicolor, de mil sabores, de mil sonidos. Pero también creemos en un Perú serio, eficiente, competitivo y ordenado que "juegue siempre a ganador". Tenemos redobladas esperanzas en los jóvenes del Perú, llamados a construir, sin desmayo y con alegría, el gran proyecto nacional pendiente, el que hemos anhelado siempre los(as) peruanos(as) de buena voluntad; que el Perú puede ser un sueño y una esperanza par todos(as), sobre todo para nuestros niños (as) y para nuestros jóvenes.

-